En HighScope los adultos apoyamos a los niños a resolver las situaciones cotidianas.

Los observamos y con calma les pedimos que nos describan lo ocurrido. En caso de que no puedan hacerlo, nosotros les describimos lo que vemos para que entre ellos propongan soluciones. Buscamos que logren acuerdos y nos mantenemos cerca de ellos para dar seguimiento a lo acordado.